Noticias
 

PORTADA > BODEGA > NOTICIA >
Decano dirige nueva obra colectiva, que reúne trabajos en el tema de justicia y proceso laboral

AGOSTO 2015 | Académicos, jueces y abogados son quienes escriben en esta nueva obra titulada Proceso y Justicia laboral: lecturas a contracorriente (EJS, 2015).

A juicio del Decano y Director de la obra, prof. Dr. Diego Palomo, “los años transcurridos desde la puesta en marcha de la reforma a la Justicia del trabajo en Chile autorizan realizar una revisión crítica de los puntos fundamentales sobre los cuales se levanta el nuevo modelo procesal laboral. Este examen se realizó desde la convicción de la necesidad que justificó la reforma del antiguo régimen de enjuiciamiento, pero también desde las dudas que han ido generando algunas de las modificaciones realizadas, especialmente si se tienen a la vista los principios centrales sin los cuales un proceso se hace irreconocible”.

En este sentido, a juicio del profesor Palomo, “se puede sostener la existencia de un problema en el nuevo proceso laboral chileno, fundamentalmente la falta del necesario equilibrio que debiera haberse impuesto entre la búsqueda de una tutela judicial más efectiva y el adecuado respeto de postulados elementales de justicia derivados de la noción de debido proceso”.

Como se sabe, a través de las Leyes 20.087, 20.260 y 20.287 se ha configurado para nuestro país un nuevo sistema de enjuiciamiento para las causas laborales que, tal como las leyes reformadoras que le antecedieron en los otros órdenes jurisdiccionales, se apoya en la asunción del denominado modelo por audiencias, sostenido en el predominio de la oralidad, incidiendo también en las reglas de inmediación y concentración.

Los trabajos de esta obra, en el ámbito específico que abordan, dan cuenta del particular entendimiento que el legislador ha plasmado respecto de la oralidad y las marcas que le ha asociado en sede procesal laboral, acarreando diversas consecuencias en el terreno del concreto funcionamiento del modelo, particularmente desde la perspectiva de la situación de los derechos de las partes y las limitaciones del derecho al debido proceso, que como se expone por varios autores parece perder relevancia al ceder terreno frente al objetivo de la celeridad.

En efecto, de la presentación de la obra se lee con claridad que esta obra no persigue postular el regreso de la vigencia del modelo procesal escriturado, pero sí pretende poner de relieve algunos problemas que con la perspectiva que dan los años de aplicación del nuevo modelo son consecuencia de la implementación de una visión desbordada de lo que implica la introducción de la oralidad en los juicios, lo que - buscado o no - ha aparejado un empeoramiento de la situación de las partes. Las contribuciones acá recogidas examinan la concreta configuración, diseño y propósitos tenidos a la vista en el nuevo modelo de enjuiciamiento laboral, lo que se realiza prescindiendo de la mirada acrítica, mitificada y en ocasiones puramente dogmática de la “idea símbolo” de la oralidad, incidiendo en consecuencia en los problemas fundamentales que el funcionamiento concreto del nuevo sistema ha venido mostrando en su aplicación por los tribunales inferiores y superiores.

La obra identifica, como objetivo general, lo que consideramos un contenido fundamental para todo proceso oral razonable, inclusive tratándose de aquél que persigue resolver contiendas laborales, que viene impuesto por consideraciones especialmente ligadas al contenido exigido al derecho al debido proceso. Disconformes con la ausencia de cuestionamiento y la generalizada tolerancia mostrada hacia la auto comprensión que buena parte de los jueces han exhibido en lo que va de aplicación del nuevo modelo procesal, planteamos la necesidad de reivindicar el respeto por este derecho, identificando aquéllos aspectos que hoy no satisfacen adecuadamente su estándar. Las estadísticas y el mejoramiento de los tiempos de la respuesta jurisdiccional no pueden ser suficientes, si el trayecto procesal se ve desperfilado so pretexto de la búsqueda de la eficiencia procesal como meta a conseguir cueste lo que cueste: un proceso debe ser debido independientemente de si lo discutido es un asunto penal, civil, familiar o laboral. La naturaleza de las contiendas laborales no autoriza, como se puede haber creído, pasar a llevar componentes esenciales de la idea propia de todo proceso.

Trabajos inéditos y otros ya publicados la integran. Se analizan, en concreto, los principales problemas que el nuevo modelo procesal laboral muestra en su concepción y aplicación actual. Se analizan críticamente la situación de la actividad probatoria, desde su etapa de proposición hasta su práctica, incidiendo especialmente en la información que se introduce al juicio y las posibilidades de control de la misma por parte de los litigantes (Palomo, Palavecino, Meneses, Matamala, Bruna).

Se analiza también, especialmente desde la buena fe como principio fundante del nuevo modelo, la situación de las potestades conferidas al juez del trabajo, revisando no solamente en los problemas que está generando la particular interpretación que de ellos se hace, sino que en lo que debe ser una interpretación razonable de éstas al servicio de los resguardos que deben contemplarse para la actuación de las partes (Palavecino, Palomo, Matamala). Se analizan aspectos controvertidos, pero poco visibilizados, que plantean los procedimientos de tutela laboral y monitorio (Cruces, Delgado). Se analiza también, con una mirada crítica, el modelo recursivo que se recoge, tanto en lo que liga con los aspectos problemáticos presentes en el recurso de unificación de jurisprudencia como lo relativo al recurso de nulidad laboral a partir del cual las Cortes han venido generando una concepción muy restrictiva, situación que puede estar imponiendo un giro interpretativo (Delgado, Lorca).

El contexto comparado lo aportan tres trabajos de tres destacados autores extranjeros (Nunes, Valentín, Alvarado) que contribuyen a nutrir con elementos complementarios la lectura que acá se ha pretendido recoger y ofrecer al interesado en revisar con otra perspectiva esta temática, reflexiones que resultan útiles no sólo en lo que respecta a la situación de la justicia laboral, sino en general con el proceso de reforma que experimenta la justicia civil, dónde las definiciones iniciales marcan el sello y la suerte de las instituciones procesales en juego.

 

   
NOTICIAS ANTERIORES  

TALLER "EFECTOS DE LOS CONTRATOS REALIZADOS POR PERSONAS MENORES DE EDAD"
 

PROFESORES PALOMO Y DELGADO PUBLICAN EN CIVIL PROCEDURE REVIEW
 

EXITOSO SEMINARIO SOBRE LEY 20.886 DE TRAMITACIÓN ELECTRÓNICA
 
 
 
                 
  Primer Cabildo de Adolescentes de la Comuna de Talca