Noticias
 

PORTADA > BODEGA > NOTICIA >
Doctorado en Derecho inauguró año académico

MARZO 2015 | La conferencia “El declive de la resolución judicial: Hacia un modelo de resolución por notificación”, dictada por el académico y abogado integrante de la Corte Suprema, Carlos Pizarro Wilson, fue el marco de fondo para la ceremonia con que se dio inicio a la inauguración del año académico del Doctorado en Derecho dictado por la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales (FCJS).

Al recibir a los alumnos del programa de Doctorado, el decano Diego Palomo destacó que este nuevo comienzo da cuenta de una Facultad progresivamente más compleja y madura en materia de investigación.

“Ya no solo constatamos la existencia anual de proyectos que se ganan de manera individual, bajo el formato de Fondecyt inicial o regular. A fines del año pasado obtuvimos un proyecto Anillo que habla de una investigación mucho más madura y consolidada, de carácter asociativo, y si a esto sumamos un programa doctoral que debutó el año pasado y que ahora tiene su segunda versión, habla de una Facultad que se toma en serio la investigación y que, además, apoyada por la Universidad, apuesta por generar nuevos investigadores”, afirmó.

Por su parte, el director del Programa, Humberto Nogueira, destacó que en la zona centro sur del país la UTALCA es la única estatal que ha logrado desarrollar un Doctorado en Derecho.

“Nos sentimos orgullosos de que la Facultad tenga un cuerpo académico que permita a través de sus investigaciones, calificaciones y publicaciones, conformar un claustro académico de Doctorado que diría es de los mejores que tiene el país, incluidas las universidades que ya tienen proyectos doctorales más desarrollados”, afirmó.

ACREDITACION

Tanto el decano como el profesor Nogueira destacaron que este año el Programa enfrenta un nuevo desafío: la acreditación.

Si bien Palomo reconoció que es un proceso exigente, expresó su confianza de que con el apoyo de la Facultad y de la Corporación se sorteará con éxito. 

“La Universidad está interesada por generar más programas doctorales pero además que esos programas se acrediten oportunamente. Nosotros adoptamos el llamado para empezar con el proceso de autoevaluación y generar las condiciones para la acreditación, pero necesitamos que la Universidad nos apoye y estamos seguros que así va a ser”, declaró.

En cuanto al trabajo a desarrollar, Nogueira explicó que la idea es que en el mes de agosto se termine el proceso de autoevaluación interna. “Para ello el 6 de abril tendremos una primera reunión con la Dirección de Postrado y el Comité de Acreditación del Doctorado para ver la planificación durante los 5 meses que vienen en esta materia”, anticipó.

“La idea es a fines de agosto tener entregada ya la autoevaluación al consejo nacional de acreditación para que este pueda resolver de allí a diciembre la acreditación y con ello nuestros alumnos podrán postular entre diciembre y enero a las becas del sistema público para de alguna manera obtener el apoyo que otorga el Estado y estudiar con mayor tranquilidad”, detalló.

Cabe recordar que a la fecha, varios de los alumnos que han ingresado a este Programa lo han hecho a través de becas institucionales.

CONTRATOS

“Me parece una buena noticia que la UTALCA con un cuerpo doctoral satisfactorio asumiera el desafío de montar el Doctorado. Es un Programa donde uno puede apreciar que se están haciendo las cosas de manera seria”, comentó Carlos Pizarro Wilson, académico de la Facultad de Derecho de las Universidades de Chile y Diego Portales.

Respecto al sentido de su conferencia “El declive de la resolución Judicial. Hacia un modelo de resolución por notificación”, el especialista explicó que el Código Civil está previsto en una época en que lo más relevante eran las tierras, los inmuebles.

“Normalmente, los intercambios tenían que ver con algo específico, una carreta, animales, una especie cierta y específica, en cambio hoy en día la mayoría de los negocios no tienen que ver con eso, sino con prestaciones de servicios”, expuso.

“Entonces el modelo de obligación ha cambiado, entonces el Código Civil tiene que adaptarse para darle solución a ese tipo de problemas, que tiene que ver con los contratos de servicios, de construcción, con distintos contratos que van apareciendo y que no tienen nada que ver con este modelo que estaba más bien planteado en términos agrarios, terrateniente y de compraventa de especies específicas”, precisó.

En este contexto, Pizarro Wilson planteó es que hay un decaimiento de la resolución judicial. “Es decir, que es un mecanismo que debiéramos tender a desecharlo, abandonarlo como un mecanismo ineficiente e insatisfactorio para el acreedor y propender a instaurar una resolución por vía de notificación aunque no la hayan pactado los contratantes”, planteó.

Siguiendo esa línea, el docente dijo que cabe transitar “desde una resolución judicial, que es el modelo de resolución decimonónico porque el juez interviene calificando el incumplimiento hacia un mecanismo de resolución extrajudicial aunque no se diga en el contrato, en que el acreedor por su cuenta y riesgo asuma que hay un incumplimiento de contrato y lo notifique al deudor y sea el deudor, si él estima que no se satisfacen las condiciones de la resolución del contrato, que vaya a tribunales a liquidar acerca de la ineficiencia o la ineficacia de haberse hecho efectiva la resolución del contrato”.

 

   
NOTICIAS ANTERIORES  

TALLER "EFECTOS DE LOS CONTRATOS REALIZADOS POR PERSONAS MENORES DE EDAD"
 

PROFESORES PALOMO Y DELGADO PUBLICAN EN CIVIL PROCEDURE REVIEW
 

EXITOSO SEMINARIO SOBRE LEY 20.886 DE TRAMITACIÓN ELECTRÓNICA
 
 
 
                 
  Primer Cabildo de Adolescentes de la Comuna de Talca